Banksy, el gran talento oculto, llega por primera vez a Madrid

Por Estrella GARCÍA @Estrell57598432

El espacio IFEMA, Feria de Madrid, acoge la exposición  Banksy, Genius or Vandal? desde el 6 de diciembre de 2018 hasta el 19 de mayo de 2019. Se trata de una muestra de las obras de uno de los artistas de Street Art contemporáneo más reconocido en los últimos años. Es importante destacar que esta exposición no ha sido autorizada por el artista, quien mantiene su identidad en el anonimato.

Banksy es un personaje ininteligible que, manteniendo su identidad oculta, se caracteriza por la polémica que generan sus obras, obras que refutan el sistema. Se ha convertido en una figura legendaria.

Las empresas IQ Art Managament, rusa, y Sold Out, española, han organizado la primera exposición de Banksy en España. Llega a la capital tras haber sido presentada en Moscú y San Petersburgo con enorme éxito. Las obras han sido cedidas por coleccionistas, contando con la colaboración de Lilley Fine Art, galería precursora en el comercio de copias de Banksy, y Contemporary Art Trader Gallery. Un total de más de 70 piezas, 28 originales, en distintos formatos: vídeos, fotografías y serigrafías, cuya temática principal es la lucha contra el sistema. Según ha asegurado el representante de la exposición, se podrá llegar a un acuerdo económico para su adquisición.

El comisariado de la exposición lo ha llevado a cabo el director general de IQ Art Managament, Alexander Nachkebiya, dejando en todo momento al espectador decidir por sí mismo si Banksy es un genio o un vándalo, un artista o por el contrario un empresario. ¿Genio o vándalo?

Nachkebiya no duda en la genialidad de Banksy: “Es un genio. De esos genios que tienen respuestas a las cuestiones más importantes de nuestro tiempo y se atreven a darlas“.

La creación de Banksy podemos englobarla dentro del Street Art, es decir, arte urbano o callejero. Hace referencia a las obras realizadas en los distintos espacios de la ciudad, siguiendo diversas técnicas; desde plantillas, pegatinas, pósteres a grafitis o murales. El arte urbano se comercializó en Nueva York durante 1980 gracias a Jean Basquiat. El primer objetivo de esta disciplina es representar a través de sus grafitis las protestas o divergencias con las órdenes sociales, políticas o económicas. En definitiva, rivalizar con el sistema. Banksy ha ido más allá, ha convertido sus trabajos en una desobediencia a la ley, ha roto con las reglas del arte contemporáneo. Todo ello manteniendo un misterio que ha conseguido atrapar a numerosos jóvenes que luchan por un mundo mejor.

Vio influenciada su creación en diversos artistas: “Cada vez que creo que he pintado algo ligeramente original, me doy cuenta de que Blek le Rat lo hizo mejor, sólo que veinte años antes“.

La técnica que utiliza el artista es la combinación de grafitis con el uso de stencils (estarcidos con plantilla). El estarcido o stencil consiste en recortar una plantilla hasta obtener la silueta deseada, de manera que al incorporarla en una superficie y empaparla de pintura, deja sobre dicha superficie la imagen previamente conseguida. Esta técnica es muy antigua, es un recurso casi prehistórico. Las civilizaciones egipcias la utilizaban para grabar dibujos y formas sobre los sarcófagos. Para Banksy, emplear esta técnica le permite realizar sus creaciones en el taller, y así ganar tiempo a la hora de ponerlas en escena.

Parachuting Rat.jpg
Parachuting Rat, 2003

Dentro de la temática de sus obras, los animales tienen un hueco importante. Entre ellos, una serie de ratas que escogió para representar la sociedad como un “mundo de ratas” que vive en orden a las normas establecidas por el sistema. “Existen sin permiso. Viven en una tranquila desesperación entre la inmundicia. Y, aun así, son capaces de doblegar a civilizaciones enteras. Si eres un tipo sucio, insignificante y sientes que nadie te quiere, entonces las ratas son el modelo a seguir”. Entroncando con ello encontramos obras como Rata Gánster (2004) o Rata ‘Amo Londres’ (2004).

Otro de los animales en el que centrará su obra es el mono, tratando de simbolizar el origen del que procede el ser humano. Un ejemplo es Ríe Ahora (2000).

 

Pero, ¿Quién es Banksy realmente?

El misterio acerca de su identidad es uno de los aspectos que caracteriza a este autor. El periodista Craig Williams destapó que se trata de Robert de Naja, creador del grupo musical Massive Attack. Hay quiénes hablan de Robin Guinningham, personaje característico por su dentadura de oro. Otros, sin embargo, creen que poner un nombre a Banksy es un método para ocultar que se trata de un grupo de artistas que actúan bajo
este seudónimo. “Los rumores de que yo soy Banksy son una gran exageración. ¡Todos somos Banksy!”, dice Robin Guinningham.

El artífice alcanza la fama cuando hace su primera exposición en 2003, en Londres. Una de las obras que mostró al mundo fue Nenúfares (2003), una versión de la obra de Monet, a la que incluye un carrito de la compra como referencia a la contaminación de las aguas. Esta creación le permite llegar a otros países como Australia, donde el arte urbano es muy característico.

 

 

 

Un recorrido para empaparse de Banksy

La exposición se divide en varias salas, donde la oscuridad y la música crean un ambiente tremendamente inhóspito, misterioso. Comienza con una instalación audiovisual donde se exhibe el largo recorrido de las obras de Banksy.

Grafiti sobre muro de ladrillo.jpeg
Stop Esso, Banksy,2000

Tras la instalación audiovisual, el estudio del artista, recreado a partir de varios vídeos e imágenes. La siguiente pista se trata de un grafiti sobre un muro de ladrillo, Stop Esso (2000), una campaña lanzada por Greenpeace en el 2000 para boicotear a la petrolífera Esso que negaba la existencia del calentamiento global, y desautorizaba lo acordado en el Protocolo de Kyoto, no inviertiendo en energías renovables. En esta obra, Banksy incluye estas palabras: “No se alarme, la resistencia empieza en casa”.

 

Característico del autor son los grafitis sobre muros de ladrillo, que realiza en numerosas ciudades, en espacios aleatorios. Muchos desaparecen al día siguiente o son tapados dada su ilegalidad. Los afortunados que se encuentran en un muro una obra de Banksy, se hacen con ella y la comercializan, llegando a obtener millones de euros.

El resto de salas hacen un recorrido por los diversos temas que reflejan las obras del artista, como la crítica hacia el consumismo, representado en pinturas como Toxic Mary(2004), Último día de rebajas (2006) o Compradora Volando (2011). También hace gala de una audaz crítica hacia el capitalismo, con obras como  Lady Di con cara de billete de diez libras (2004) o Festival (2006).

 

 

La política mundial se erige como otro de los grandes ámbitos contra los que dirige su reprobación en forma de arte. Obras como  Mona Reina (2003), Parlamento de Monos (2009) o Fotografía del Brexit (2017) buscan la sátira hacia las instituciones y personalidades del mundo político.

 

Fotografía del Brexit
Brexit, Banksy, 2017

 

Napalm.jpg
Napalm, Banksy, 2004

Por último, junto al consumismo moderno, la gran temática de Banksy por antonomasia son los conflictos bélicos tales como la Guerra de Vietnam, que enmarcó en su obra Napalm (2004), o los conflictos de Palestina.  Asimismo, en esta sala, titulada Juego de guerra, leemos una de las opiniones de Banksy acerca de la guerra y el ejército: “Los mayores crímenes del mundo no han sido cometidos por aquellos que se saltan las reglas, sino por los que cumplen las normas. Son aquellos que obedecen órdenes los que lanzan las bombas y masacran pueblos enteros”.

 

Otra de las salas está dedicada a Dismaland, un parque temático familiar poco adecuado para niños que se instaló en Bristol en 2015, como una crítica a Disneyland.

El amor está en el aire.jpeg
El amor está en el aire, Banksy,2003

Love is in the air (2003) es una de las obras más conocidas de Banksy. La primera de estas imágenes fue creada en 2003, durante su primer viaje a Palestina. La silueta del personaje permite retrotraer a aquellos activistas rebeldes de los años sesenta que salieron a las calles de París con eslóganes en contra del Estatus Quo, y se convirtieron en los precursores del arte urbano. También cabe la posibilidad de que el propósito del artista sea trasladar la idea de que protestar contra el capitalismo o los regímenes militares es tan inútil como lanzar flores contra un muro. Es posiblemente una de las obras más reconocible donde el autor deja libertad al espectador, al igual que en numerosas de sus creaciones, para comprender el significado de esta. Hay quienes ven cómo el globo se pierde en el aire; otros la libertad o la inocencia de la infancia. La primera vez que pintó esta obra fue en las escaleras del puente de Waterloo en Londres, 2002, y alguien añadió la frase “Siempre hay esperanza”, convirtiéndose así en un símbolo de esperanza para la sociedad. Se han realizado multitud de réplicas.

Cabe destacar la polémica que encarnó. La casa de subastas Sotheby´s puso a la venta dicha obra por 1,2 millones de dólares, que después de haberse vendido se autodestruyó gracias a una maniobra en la parte inferior del marco generada por Banksy. En la sala aparece junto con pantallas donde aparece la noticia contada desde las distintas partes del mundo.

Niña con globo.jpg
Niña con globo, Banksy, 2002

Una obra similar es La niña volando con globos (2004), que Banksy creó en el muro entre Israel y Palestina, señalado como ilegal por la ONU. El artista muestra interés en los conflictos internacionales. Una de las obras donde enseña el muro que separa Gaza de Israel es Tiovivo (2004). El autor convierte la torre de vigilancia en un tiovivo para niños, consiguiendo así que se sientan libres en un contexto de bombardeos.

Algunos expertos han juzgado esta exposición, pues consideran que difiere con la crítica al sistema capitalista que hace el propio artista: “¿Por qué lo llaman arte cuando quiere decir negocio? En la tienda, merchandising banksyano, botes de espray incluidos”
declaran, y en lugar de plantearse “¿genio o vándalo?”, se plantean “¿arte o negocio?”.

Lo que suena desconcertante es que un artista viva alejado de los beneficios económicos que generan sus obras; y que sus grafitis estén realizados en muros o superficies públicas, lo que plantea que el propio Banksy determinara como principal receptor a la sociedad, permitiéndoles adquirir y obtener beneficios a través de sus propias creaciones. “Me encanta la forma en que el capitalismo encuentra un lugar, incluso para sus enemigos”, aparece inscrito en la exposición, siendo palabras del propio artista. Muchos de los espectadores que han tenido la oportunidad de disfrutar de su obra también se han planteado dudas acerca de sus beneficios: “Si le enfada tanto el capitalismo, ¿por qué vende sus obras tan caras?”. Otros, sin embargo, admiran su trabajo y explican que la autonomía que deja el artista para comercializar sus obras forma parte de su dura crítica al capitalismo.

Lo cierto es que el autor deja libertad de pensamiento a quienes contemplan sus obras. Todas llevan intrínseco un mensaje, una filosofía, una reflexión, una denuncia que difiere en función de quién observa la creación. La diversidad de planteamientos en lo referido a Banksy forma parte de su propia identidad y obra, donde el ocultismo y el ingenio son los protagonistas de esta historia.

No obstante, el artista obtiene beneficios mediante la venta de sus obras a coleccionistas privados que son los que han hecho posible que tuviera lugar la exposición.

Imaginen una ciudad donde el grafiti no fuera ilegal. Una ciudad donde todos puedan dibujar lo que les guste. Donde cada calle esté inundada de miles de colores y frases cortas. Donde esperar el autobús nunca fuera aburrido. Una ciudad que fuera como una fiesta donde todos están invitados. Imaginen una ciudad así y dejen de apoyarse en la pared. Está húmeda”. Banksy

 

DATOS ÚTILES:

-Lugar: Espacio 5.1, IFEMA, Feria de Madrid.

-Dirección: Avda. Partenón, nº5, 28042 Madrid.

-Web: banksyexhibition.es

-Contacto:
• Por teléfono: 919 991 686
• Por mail: prensa@soldout.es

-Fechas: Del 6.12.18 al 19.05.19

-Transporte:
Coche: M 11 (Salidas 5 y 7), M 40 (Salidas 5, 6 y 7) y A2 (Salida 7).
Metro: La estación de Metro más próxima es Feria de Madrid, Línea 8: Nuevos Minsiterios-T4

Autobús urbano:

Línea 112: Mar de Cristal-Barrio del Aeropuerto.

Línea 122: Avenida de América- Feria de Madrid.

Autobuses interurbanos:

Línea 828: Universidad Autónoma-Alcobendas-Feria de Madrid-Canillejas.

-Precios:

Sábados, domingos y festivos:
o Entrada General: 14,90 E + gastos de gestión
o Entrada Niños (de 4 a 12 años): 7,90 E + gastos de gestión
o Niños de 0 a 3 años gratis

Martes a viernes
o Entrada General: 12,90 E + gastos de gestión
o Entrada Niños (de 4 a 12 años): 5,90 E + gastos de gestión
o Niños de 0 a 3 años gratis

Precios especiales para grupos y grupos escolares: grupos@soldout.es

-Horarios:
De martes a domingo, de 10:00h a 21:00h.
Lunes cerrado excepto festivos, puentes y períodos vacacionales.

Último pase 1 hora y media antes del cierre.
 * Audioguía incluida en el precio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s