La Banda Picasso tiene un misterio que resolver

Por Arancha RÍOS @aranchariosp

 

“¿La has visto?” pregunta la canción compuesta por Javier Bardem para la banda sonora de la película La Banda Picasso. La cinta, estrenada por Fernando Colomo en 2012, trata uno de los periodos claves de la vida de Picasso, una etapa marcada por el robo de “La Mona Lisa” cuyas  consecuencias entorpecerán enormemente la carrera artística del pintor. Nadie la ha visto, nadie sabe dónde está y nuestro personaje malagueño será uno de los principales sospechosos.

 

Ficha técnica

Captura de pantalla 2018-04-01 a las 13.19.48
Cartel original de la película La Banda Picasso (2012)
  • Título Original: La Bande à Picasso
  • Año: 2012
  • Duración: 101 minutos
  • País: España
  • Dirección: Fernando Colomo
  • Guión: Fernando Colomo
  • Música: Juan Bardem
  • Género: Comedia | Robos & Atracos. Basado en hechos reales. Años 1910-1919
  • Fotografía: Jose Luis Alcaine
  • Reparto: Ignacio Mateos, Pierre Bénézit, Raphaëlle Agogué, Jordi Vilches, Lionel Abelanski, Alexis Michalik, Stanley Weber, Louise Monot, Cristina Toma, Eszter Tompa, David Coburn, Thomas Jouannet, Tony Gaultier
  • Productora: Fernando Colomo Producciones Cinematográficas S.L. / FilmTeam

 

La película, resultado de un arduo trabajo documental, se centra en explicar parte de la extensa biografía de Pablo Picasso, uno de los artistas más importantes de la historia del arte en España y en el mundo. El film, basado en el robo de La Mona Lisa, no solo recuerda el París de la vida pública de principios del siglo XX (el de las exposiciones, museos, colecciones…) sino que también reconstruye el de la escena privada, pues parte de la trama se desarrolla en dos de los estudios donde trabajó Picasso.

A lo largo de la cinta el público podrá distinguir en escena muchos de sus cuadros, bien porque son elementos fundamentales de la trama (como la obra Las señoritas de Avignon) o bien, porque son trabajos ya realizados en etapas anteriores. Son pocos los momentos en los que no se descubre un boceto, una escultura o una pieza ya terminada.

Captura de pantalla 2018-04-01 a las 13.22.27
Fotograma de la película en que Pablo Picasso, George Braque y Manuel Hugué comentan la esencia del cuadro Las señoritas de Avignon (1907)

Por ello La Banda Picasso es una película de indispensable visionado para todo aquel que sienta curiosidad, no solo por la vida de Pablo Picasso sino también por los movimientos, acontecimientos, artistas y espacios parisinos que caracterizaron un interesantísimo periodo en la historia del arte contemporáneo.

 

El contexto de La Banda Picasso

Un salto en el tiempo  (1904 – 1911)

París era la capital mundial del arte, un lugar  al que pintores y escultores acudían con el objetivo de descubrir, construir y desarrollar su faceta artística. Pero la vida en París era dura; muchos sufrieron el hambre, el frío y el cansancio de la urbe francesa. Resultaba complicado vivir de los escasos beneficios que ingresaban por la venta de sus obras.

Uno de los artistas que aterrizaron en el París del siglo XX fue Pablo Ruiz Picasso, un joven malagueño que venía de la Barcelona del Els Quatre Gats para terminar en el París de Le Chat Noir. Los primeros años resultaron complicados para el pintor, la hambruna y el desconcierto le llevaron a pintar cuadros en tonalidades frías y apagadas. Fue su etapa azul (1900-1904), periodo en el que destacaron obras como El viejo guitarrista ciego (1903) o La celestina (1904). Tras cuatro años utilizando colores blancos, azules y grises comenzó su etapa rosa. En este periodo el malagueño se sintió más ubicado e integrado; ya era otro bohemio más de la capital francesa. Por ende, sus cuadros adoptaron tonos cálidos y alegres. En esta fase pintó obras como Familia de saltimbanquis (1905) o El muchacho con la pipa (1906).

Tuvieron que pasar un par de años para que Picasso se dejara influenciar por la escultura africana, un arte esencial para el desarrollo del cubismo. La metamorfosis del artista se reflejó cuando trabajó de la mano de George Braque, pintando cuadros como Retrato de Daniel-Henry Kahnweiler (1910) o Ma Jolie (1911).

El mes de agosto del año en que Picasso pinta Ma Jolie sirve a Fernando Colomo para situar el inicio de su película, ya que fue en ese verano cuando desapareció la famosa Gioconda del museo francés Louvre.

No hace mucho (2013 – 2008) 

Un siglo después del suceso en el Louvre, Fernando Colomo leyó la biografía más actual de Pablo Picasso, una lectura de John Richardson. Uno de los capítulos de este volumen se llamaba La Banda Picasso, apartado que terminó siendo la motivación fundamental de la cinta. No obstante, a Colomo siempre le interesó la figura de Picasso, desde que era adolescente fue seguidor del cubismo, tanto que llegó a pintar un cuadro del estilo (No extraña por lo tanto que sea licenciado en arquitectura, una técnica que queda muy ligada al estudio artístico del espacio).

Colomo comenzó la escritura del guión en el verano de 2008 a sabiendas que era un proyecto más complicado de lo normal. Llegó a estudiar francés durante cuatro años con el fin de acudir directamente a las fuentes necesarias y de poder enfrentarse a la grabación del idioma original en el que hablaban Picasso y sus compañeros. Además, elaboró una biblioteca repleta de información sobre el pintor para que los actores la consultasen y aprendiesen más acerca de él. Éstos encajaron a la perfección con el papel, sobre todo quien interpretó a Pablo Picasso, Ignacio Mateos, pues era de málaga, bajito y vivió en Francia.

Aún realizando un trabajo plausible, el equipo de La Banda Picasso no obtuvo el resultado esperado; se recaudaron 333.606,45 euros con un total de 64.059 espectadores, cifras que quedaron muy lejos del éxito en taquilla. ¿Es que los ciudadanos no sintieron ni una pizca curiosidad por la vida de Picasso? ¿O es que la campaña publicitaria no fue lo suficientemente buena? Las causas del revés pudieron ser muchas…Lo que sí está demostrado es que La Banda Picasso es una película que, lejos de ser buena o mala, sirve de herramienta de aprendizaje y adquisición de conocimientos propios del mundo del arte.

 

Sinopsis

París, 1911; La Gioconda ha sido robada. En mitad del escándalo dos agentes de la gendarmería francesa sorprenden al poeta Guillaume Apollinaire al vincularle con el robo de La Mona Lisa. Su amigo, Pablo Picasso, también debe acudir al juzgado con el fin de defender su inocencia ante el misterioso hurto. De esta manera, in media res, comienza la historia.

Tiempo atrás, Pablo Picasso evoluciona bajo la mirada de Max Jacob, Manolo Hugué y Guillaume Apollinaire. La Banda Picasso visita salones de arte, deambula por los bares de París y realiza negocios con coleccionistas.

Un día, el protagonista descubre las esculturas ibéricas. Le Baron, secretario de Apollinaire, roba del Museo del Louvre estas estatuas para vendérselas a Picasso. Esto acrecienta el interés que siente Picasso por este tipo de esculturas, piezas que llegan a influir notablemente en su obra y en el cubismo,  la nueva corriente generada por Picasso y Braque que no gusta en París.

207783-critica-banda-picasso
Fotograma de la película, La banda Picasso en el Museo del Louvre

Pero el tiempo pasa hasta que el cubismo llega a ser aceptado. Comienzan a cambiar las cosas. Picasso viaja a Céret con sus amigos Georges Braque y Manuel Hugué y con su amante, Fernande Olivier. Allí Picasso recibe un telegrama: El barón ha robado el corazón de la madonna. Picasso se convierte en cómplice del robo; tiene que volver a París para aclarar todo lo sucedido.

Al volver, Picasso se topa con Le Baron. Éste le intenta vender la última pieza que ha robado en del Museo del Louvre: una figura ibérica. Entonces Picasso, aliviado, se da cuenta de que Le Baron no ha robado La Gioconda. Sin embargo, la vuelta a la normalidad dura bien poco cuando los periódicos publican el retorno de las estatuas robadas del Louvre; Le Baron había optado por devolverlas. De nuevo, peligra el futuro de Apollinaire y Picasso. Con el fin de evitar la imputación, Apollinaire devuelve al Paris Journal las cabezas ibéricas que Le Baron vendió a Picasso.

No obstante, el acto del poeta no evita su implicación con el robo; la relación que han tenido con Le Baron complica con creces la resolución del asunto. Tanto a Apollinaire como Picasso tienen que ir a declarar ante el juez de instrucción (siguiendo así el efecto in media res). Cuando se presentan los dos acusados ante el juez, Picasso confiesa no conocer a su amigo; prioriza el arte a la amistad. La culpa la carga Apollinaire, que consigue la libertad tras un juicio al que no asiste Picasso.

 

 

Personajes que hicieron historia

Pablo Picasso (1881-1973)

Pequeño, de rostro joven y tez blanca, Pablo Picasso (Málaga, 1881- Mougins, 1973) fue otro bohemio más de la ciudad parisina. Aunque español y andaluz, Picasso no era alegre, divertido o jovial, sino que se caracterizaba por ser callado, serio, egoísta y gruñón. A pesar de ello el pintor contó con un amplio circulo de conocidos ya que en esta etapa, además de gozar de la compañía de una bella mujer, su amante Fernande Olivier, fue amigo de otros de los grandes artistas del momento como Max Jacob, Manolo Hugué, Guillaume Apollinaire o Georges Braque.

Pobre al principio y rico después, el artista vivió bajo el techo de dos talleres, el Bateau Lavoir y el Boulevard Clichy, donde desarrolló una nueva corriente, el cubismo. Fue fiel a sus principios ya que, aunque el estilo de sus obras no gustó de primeras (sus figuras geométricas fragmentadas en líneas y superficies no encajaban en la pintura del momento), Picasso continuó dibujando y pintando cuadros cubistas hasta que consiguió que la nueva corriente fuese aceptada y seguida. El cubismo nació del interés del pintor por las piezas africanas, oceánicas e ibéricas junto a otro de sus grandes amigos, George Braque.

Aunque murió en 1973 a causa de una insuficiencia cardiaca y un edema pulmonar (acumulación anormal de líquido en los pulmones), Pablo Picasso sigue a través de sus cuadros tan presente en la actualidad como lo estuvo a lo largo del siglo XX.

Hoy en día su obra se puede apreciar en distintos museos de España (como en el Museo Picasso de Barcelona, en el Museo Picasso Málaga o en el Museo Reina Sofía) y de otros países (como en el Museo Picasso de París o en el Museo Berggruen de Berlín).

 

Guillaume Apollinaire (1880-1918)

Fue poeta, crítico de arte e íntimo amigo del protagonista. Apollinaire (Roma, 1880 – París,1918), como el resto de La Banda Picasso, vivió en París y, aunque fue conocido como Guillaume Apollinaire su verdadero nombre es Wilhelm Albert Włodzimierz. De imaginación desbordante, el artista fue un fanático de la literatura y la pintura, sobre todo del estilo cubista, movimiento que defendió desde su nacimiento siendo uno de los que más animó, apoyó y valoró la producción artística del pintor malagueño. Además de ser fiel a sus principios, Apollinaire era franco y honesto con sus amigos, pero sobre todo con Picasso, quien le presentó a la chica que sería la mujer de sus sueños, la pintora y diseñadora Marie Laurencin.

La vida de Guillaume Apollinaire fue tremendamente interesante, no solo durante la etapa que abarca la película, sino también a lo largo de su vida. Por ejemplo, ante el estallido de la Primera Guerra Mundial, el poeta decidió alistarse al ejército, una experiencia esencial para la producción de la colección de poemas que escribió en la trinchera y que llamó Caligramas (1918). Desde el punto de vista pictórico esta obra es muy interesante, pues el artista juega con la tipografía y disposición espacial de las palabras sobre la página para crear poesía visual. En el mismo año que publica de Caligramas muere en París víctima de la pandemia de gripe.

 

Max Jacob (1876-1944)

Max Jacob (Quimper, 1876 – Campo de concentración de Drancy, 1944) fue un poeta francés y miembro de La Banda Picasso. Aunque vivió en el polvoriento edificio del estudio de Montmartre, Max Jacob era un hombre elegante y refinado, que vestía con traje negro y sombrero de copa alta.

Max Jacob abandonó sus estudios para mudarse a Montmartre, donde, además de los representados en la película, conoció a otros artistas como a Amadeo Modigliani o Juan Gris.  Fue un artista de complicada personalidad, atormentado por la salvación del alma y obsesionado por comprender las religiones y la ciencia oculta que gobierna el mundo. Su carácter queda reflejado en obras como El asedio de Jerusalén (1914) o Saint Matorel (1909), su primera gran creación literaria en el terreno de la novela mística.

El artista de origen judío murió en 1944 en un campo de concentración en Drancy, tras ser apresado en Saint-Benoit con motivo de la Segunda Guerra Mundial.

 

Manuel Hugué (1872-1945)

 

Manuel Hugué (Barcelona, 1872 – Caldas de Montbui, 1945) fue un pintor y escultor español amigo de Pablo Picasso. En la película Apollinaire le define como “el rey del hampa parisina” pues era inquieto, alegre, sonriente, de gestos nerviosos y marcado acento catalán. Las obras de Manuel Hugué son propias del novecentismo de principios del siglo XX, piezas que vinculan la figura humana con la naturaleza. Por sus texturas rugosas y sus formas redondeadas, sus esculturas son de fácil reconocimiento.

Fernande Olivier (1881-1966)

Fernande Olivier (París, 1881 – 1966) además de modelo y artista, fue una de las amantes más influyentes en la vida de Pablo Picasso. Aunque era seductora, sofisticada y refinada, Picasso, invadido por los celos y la envidia, despreció a Fernande Olivier. Veinte años después ella escribió Quand Picasso était pompier (Cuando Picasso era bombero), libro que recoge las vivencias de la modelo junto al artista malagueño.

Georges Braque (1882-1963)

Georges Braque (Argenteuil-sur-Seine, 1882 – París, 1963) fue, junto a Pablo Picasso, uno de los precursores del movimiento cubista. Braque impulsó el cubismo analítico, una corriente que ofrecía una visión fragmentada de la realidad en base a dos colores: el gris y el ocre. En sus obras, George Braque prima la geometrización de la figura frente al cromatismo que se le aplica. Además, al inicio de su carrera, pintó cuadros de estilo fauvista.

 

Marie Laurencin (1883-1956)

Marie Laurencin (París 1883 – 1956) además de pintora y diseñadora cubista, fue el gran amor de Guillaume Apollinaire. Esta mujer inteligente y perspicaz mostró su obra por primera vez en el Salón de los Independientes, una exposición que le acercó a Pablo Picasso y al resto de círculos artísticos. Ese mismo año el pintor cubista le presentó a Guillaume Apollinaire, que en la película describe a Marie Laurencin como una muchacha “de rostro infantil y melancólico, de las mujeres destinadas a los amores eternos”. En 1912 se convirtió en la primera mujer en exponer su obra de manera individual. Lo hizo en la Galería Barbazanges.

 

Gertrude Stein (1874-1946)

Gertrude Stein (Allegheny, 1874 – Neuilly-sur-Seine,  1946) fue una rica escritora e importante coleccionista de arte moderno. Aunque nació en Estados Unidos, en 1903 Stein se trasladó a Francia, donde vivió hasta su muerte. Además de masculina, educada y sociable, es la protagonista de una de las obras más comentadas de Pablo Picasso, El Retrato de Gertrude Stein (1906).

 

Henri Matisse (1869-1954)

Henri Matisse (Le Cateau-Cambrésis 1869- Niza 1954) fue un famoso artista impulsor del fauvismo. En la película, ya anciano, se muestra una persona seria, altiva y orgullosa de sí misma. Como a Picasso, le apasionaron las figuras oceánicas y africanas, sin embargo, Matisse se mostró desagradable y antipático con el artista malagueño. Junto a éste es reconocido como uno de los grandes artistas del siglo XX y una de las figuras centrales del arte moderno.

Un continuo aprendizaje

Basta con estar un poco atento para descubrir los famosos cuadros que adornan la película. Algunos de ellos cuelgan de las paredes de un estudio desorganizado, mientras otros quedan expuestos en el Salón Oficial de París. Contrastan, por ejemplo, los bocetos que descansan apoyados en la pared de cualquier habitación con las obras de arte que alberga el Louvre. En conjunto vemos cuadros de Pablo Picasso, Henri Matisse, George Braque, Edgar Degas o Leonardo da Vinci; continuas alusiones al mundo del arte que funcionan como motor para el desarrollo de la película. De esta forma el director consigue que la historia no solo evolucione de manera entretenida, sino que también logra convertir la trama en una auténtica lección de arte para el espectador.

Por ejemplo, como cuando Pablo Picasso queda embelesado con el cuadro Mujer con sombrero (1905) de Henri Matisse. De esta manera, con la famosa obra de pinceladas rápidas, la película comenta el fauvismo, un movimiento pictórico que se caracteriza por el empleo provocativo del color. Es a continuación, en el momento en que Apollinaire le dice a Picasso que podría haber expuesto La familia de saltimbanquis (1905) para venderla, cuando se introduce otro concepto, el de la innata relación que existe entre la obra y el mercado. La película continua reflejando a lo largo de toda la historia la importancia del negocio del arte en aquel momento, sobre todo al final, cuando Gertrude Stein habla con Picasso y Apollinaire acerca de la futura división de la colección de los hermanos. Comenta que ella prefiere los Picasso y Leo los Matisse, pero que aún no han llegado a un acuerdo sobre quién se quedará con los Cezánne y quién con los Renoir. A su vez, Gertrude presenta las distintas corrientes artísticas cuando dice que su hermano Leo “no entiende el cubismo”, pues se relaciona a Picasso el cubismo, a Matisse con el fauvismo y a Renoir y Cezánne con el impresionismo.

20
Escena en la que aparece el cuadro pintado por Henri Matisse en 1905, Mujer con sombrero

Pero, ¿cuáles son los cuadros esenciales? es decir, ¿qué obras dan continuidad a la trama?… Queda claro que desde un principio La Gioconda (1503-1519) de Leonardo da Vinci es el cuadro protagonista de la cinta. Hay incluso una escena de la película que explica la razón de que a La Gioconda le llamen Mona Lisa. El argumento es que Mona es la contracción de madonna, que significa “señora” en italiano y Lisa ¿por qué?… Muy fácil; era el nombre de la mujer del Francesco del Giocondo, un rico comerciante que le encargó a Leonardo Da Vinci la obra.El espectador, además de apreciar los cuadros que pintaban los artistas, también podrá conocer los lugares que frecuentaban los bohemios de la época, gracias a que la película recrea espacios como el Lapin Agile, cabaret situado en el barrio de Montmartre. Es en las paredes del mismo cuelga Au Lapin Agile (1905), cuadro del lugar pintado por Pablo Picasso.

Otras de las piezas clave de la película son las figuras que guarda la sala fenicia del Museo Louvre. La muestra asombra al pintor malagueño haciéndole sentir especial interés por este tipo de estatuas votivas (creaciones que se ofrecían a los dioses para que curaran a la población de todos los males). Estas esculturas son fundamentales en la trama pues inspiran a Picasso en la elaboración de cuadros como Retrato de Gertrude Stein (1906) o Las señoritas de Avignon (1907). Este último lienzo, en el que pinta tres mujeres cuyos rostros recuerdan a las piezas africanas e ibéricas, hace referencia al primer burdel al que fue Pablo Picasso, el Carrer d’Avinyó de Barcelona.

No obstante, hay muchísimos más “Picassos” que apreciar en la película como Dos acróbatas con un perro (1905), Gran Bañista (1908) o Dos mujeres desnudas (1906) entre otros. También se representa uno de los cuadros de cubismo analítico que pinta George Braque en Céret o Les invités ou groupe d’artistes (1908) de Marie Laurencin, un retrato de Apollinaire, Picasso, Fernande Olivier, Marie Laurencin y un perro.

21
Escena en la que aparece el cuadro pintado por Marie Laurencin en 1908, Les invités ou groupe dartistes

Así, con las continuas alusiones hacia el mundo del arte, la historia consigue enganchar al espectador sin dejarle a penas un segundo para apartar la vista, pues de lo contrario, correrá el riesgo de no advertir la intensidad en la mirada de La Gioconda, el colorido en la obra de Matisse o  la originalidad de la composición geométrica de Picasso.

 

 

En conclusión…

La Banda Picasso es una película de visionado obligado, no solo para todo aquel que quiera descubrir la figura de Picasso, sino también para el interesado en conocer el día a día de los artistas en la entonces capital mundial del arte. Destaca la laboriosa actividad de Fernando Colomo pues es una película que, al estar basado en hechos reales, requiere de un laborioso trabajo de documentación. Pero la película, al centrarse en el robo de La Mona Lisa y adoptar un carácter más fílmico que documental, no profundiza todo lo que podría en el perfil del pintor cubista. Por ello, en caso de que el espectador quisiera conocer más sobre la vida y obra de Pablo Picasso, se recomienda el visionado de películas como Picasso y sus mujeres, de Manuel Palacio (2015), Las aventuras de Picasso de Tage Danielsson (1978), Sobrevivir a Picasso de Jame Ivory (1996) o Picasso, naissance d’un icône de Hopi Lebel (2015) entre otras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s