“Las hijas de Lilith”: La misoginia tras la imagen de la Femme Fatale

 

Por Silvia ORTIZ @silviaortizcn

Las Hijas de Lilith es un ensayo sobre la historia, las características y las diferentes formas en las que se representa la imagen de la Femme Fatale. Esa mujer bella, pérfida y pasional que seduce a los hombres para llevarlos al pecado y a la ruina. Y como tras todo ello subyace una terrible mentalidad misógina y despectiva.

Hijas de Lilith

 

Título: Las hijas de Lilith

Autora: Erika Bornay

Año: 2005

Editorial: Cátedra

ISBN: 9788437608686

Páginas: 408

 

 

Este ensayo viene de la mano de Erika Bornay, una reconocidísima experta en arte. Es doctorada  en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona, donde además ha ejercido como docente. Ha escrito varios ensayos más sobre  las representaciones plásticas de la mujer y sobre el propio papel de estas dentro de la historia del arte. Por ejemplo La cabellera femenina: un diálogo entre poesía y pintura (1994), Las mujeres de la Biblia en la pintura del Barroco (1998) o Arte se escribe con M de mujer (2010),  son algunos de sus libros más famosos. Como reconocimiento a su papel como historiadora, crítica y ensayista ha recibido el premio el Premio Mujeres en las Artes Visuales y forma parte de la Asociación Nacional e Internacional de Críticos de Arte.

Las hijas de Lilith no es solo un ensayo de arte. También es un resumen sobre la historia de la misoginia y sobre como esta ha acabado plasmándose en los cuadros y en la literatura sin que apenas reparemos en ello. La autora, divide el libro en varias partes empezando desde lo más sencillo y general, a lo más difícil y específico. De  esta manera, con una razonamiento deductivo, cualquiera podría entender el ensayo y las conclusiones a las que llega, aunque previamente no tenga ningún conocimiento sobre arte.

50b6875fe468f15c8d6942a24c76cebe
Salomé danzante, de Gustave Moreau, 1874-76

El primer bloque del libro se compone de varios capítulos que se corresponden con los antecedentes de la imagen de las Femmes Fatales. En él, Erika Bornay sitúa al espectador en el tiempo y lugar del que va a hablar, el Siglo XIX, y explica un breve contexto de la época. En este resumen histórico, estaca sobre todo el papel que la mujer tenía en ese periodo y como este cambiará drásticamente en poco tiempo. Nos habla de  como las mujeres tradicionalmente esposas sumisas, madres y católicas acérrimas tratan de salir del hogar en el que estaban confinadas. Surgen el sufragismo y el feminismo, movimientos que buscan la liberación de la mujer y que defienden el voto, el trabajo, la educación y la libertad de esta mitad oprimida de la población. Esta nueva mujer liberada produce un enorme rechazo en los hombres acostumbrados a vivir en una sociedad machista que les da una infinidad de privilegios. A este contexto hay que sumar un incremento de la prostitución y las enfermedades venéreas, sobre todo de la sífilis, de la que se culpaba a las mujeres, ya que se decía que ellas eran las únicas que podían transmitirlo. Todos estos ingredientes solo podían conducir a una misoginia radical y generalizada. Esta se plasma en la visión que el hombre tiene de esta nueva mujer: malvada, sexualmente muy activa, seductora, ambiciosa, capaz de llevar a los hombres a la ruina y al Infierno. Esta parte es, en realidad, la respuesta al por qué del surgimiento de la imagen de la Mujer Fatal .

Gustav_Klimt_039
Judith y Holofernes, Gustav Klimt, 1901

La segunda parte del ensayo es un pequeño resumen de los principales creadores de este estereotipo: prerrafaelitas, simbolistas, modernistas y decadentes. En él, comenta las características de cada estilo, los cuadros más importantes y los autores más representativos. De esta manera, el libro se hace accesible para cualquier persona, aunque no tenga una base previa en el tema.

Por último, el ensayo se centra en la propia Femme Fatale. Erika Bornay habla de las principales mujeres que han sido tomadas como ejemplo para la representación de la mujer fatal. Mujeres salidas de la Biblia, de las religiones paganas o de la historia. Pero que tienen algo en común: eran bellas, poderosas y pasionales pero también malvadas y pérfidas por lo que usaban sus encantos para llevar a los hombres a la destrucción moral e intelectual. Habitualmente, se trata de mujeres que representan el pecado, la desobediencia, la independencia y la sexualidad, valores reservados tan solo para los hombres en el siglo XIX. Algunos ejemplos son:

  • Lilith: La primera mujer de Adán que fue desterrada por desobedecer a su marido y a Dios. El mito dice que se dedica a seducir a hombres para chuparles la sangre y llevarlos al Infierno y a devorar bebés indefensos. Por todo ello, es el principal antecedente de las vampiresas y de la Mujer Fatal.
  • Judit: Mujer judía que en la Biblia cortó la cabeza del general griego Holofernes tras seducirle.
  • Salomé: Que, seduciendo al emperador, consiguió que cortara la cabeza de Juan Bautista para vengarse de él por no querer tener relaciones sexuales con ella.
  • Cleopatra: La poderosa, independiente y seductora reina de Egipto. La encarnación perfecta de como ciertos valores son apreciados en un hombre pero que en una mujer son la perdición.
  • Mesalina: Emperatriz romana representada como el símbolo de la feminidad y la sexualidad. Por las noches, se escapaba de su palacio para ejercer de prostituta en los lupanares. Un icono magnífico de las Femmes Fatales.
  • Dalila: Sedujo a Sansón para saber cual era su punto débil. Cuando él se enamoró y le confesó que su fuerza estaba en su cabello, ella se lo cortó sin compasión.

En general, en esta última parte, Erika Bornay presenta a la Femme Fatale como la excusa perfecta de los artistas para dar rienda suelta a su misoginia. Las mujeres fatales no son más que la manera en que los hombres se vengan por el nacimiento de las mujeres sufragistas, trabajadoras e independientes.

Uno de los puntos fuertes de este ensayo, es que no es solo un libro de arte. También es un libro de historia, de literatura o de filosofía que se adentra en todas estas disciplinas desde un punto de vista poco común: el de la mujer. Cuenta como a través de los siglos se ha representado a la mujer como un ser inferior, inmoral y sacrílego. Y cómo incluso grandes ilustrados como Rousseau o Schopenhauer, que hoy estudiamos en todas las escuelas sin discusión, eran unos conocidos misóginos. Por lo tanto, este texto nos ayuda a entender no solo el arte, sino el mundo en el que vivimos actualmente.

53366_1
Sansón y Dalila, Max Lieberman, 1901

Es un ensayo sencillo, organizado prácticamente en orden cronológico lo que conduce a una lectura rápida y ligera. Además, incluye imágenes de prácticamente todas las obras que comenta, lo que favorece el entendimiento y hace la lectura muy entretenida. Erika Bornay tiene un estilo sencillo, divulgativo, accesible, que te mantiene los ojos pegados al libro. En ocasiones, sientes estar leyendo un relato y no un ensayo.

En resumen, Las hijas de Lilith es un libro que merece la pena leer. Que descubre como detrás de esos cientos de cuadros protagonizados por mujeres pero pintados por hombres existe un mundo machista y discriminatorio que a veces no logramos ver. Un ensayo que te enseña a mirar un poco más allá de una obra, a descubrir su historia, el pensamiento del artista, lo que hay detrás. Una lección que deberíamos aplicar a todas y cada uno de los aspectos de nuestra vida y no solo al arte. Completamente recomendable.

Edvard_Munch_-_Vampire_(1893),_Munchmuseet
Amor y dolor, Edvard Munch, 1893-1895

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Una respuesta a ““Las hijas de Lilith”: La misoginia tras la imagen de la Femme Fatale

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s