Palabras, colores, un chiringuito y OKUDA

Por Inés FERNÁNDEZ @fedezllanesines

Arte, arte, arte. El arte está continuamente evolucionando. Observamos diferentes soportes, temáticas, materiales, técnicas… En los años noventa ya se hablaba del arte urbano o del Street ART asociándolo con prácticas ilegales y vandalismo. Hoy en día, este concepto ha cambiado de forma radical y se ha convertido en una actividad muy aclamada por el público y que utiliza un soporte accesible y común a todos: las calles.

unnamed (7)
Kaos Star Atmosphere en Moscú, Gorky Park

Uno de los mayores representantes de este arte es Óscar San Miguel, Okuda, que aparece a lo lejos con paso firme para llegar a nuestro encuentro. Nos situamos en una mesa de un chiringuito desierto, en pleno invierno, a pie de playa en su pueblo, Cuchía. Mientras hablamos, escuchamos el rugir de las olas de fondo y apreciamos la caída del sol hasta reflejarse por completo en la marea.

Okuda nació el 19 de noviembre de 1980 en Santander (Cantabria). En 2000 se marchó a Madrid para licenciarse posteriormente en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. Desde sus inicios, sus trabajos en vías y fábricas abandonadas de su ciudad natal fueron claramente reconocibles.

Las estructuras geométricas y estampados multicolores se unen con las formas orgánicas en sus piezas artísticas que podrían catalogarse como Cubismo Pop. Sus trabajos a menudo plantean contradicciones sobre el existencialismo, el universo, el infinito, el sentido de la vida, la falsa libertad del capitalismo, y muestran un claro conflicto entre la modernidad y nuestras raíces.

Sus obras se pueden ver en calles y galerías de todo el mundo: India, Mali, Mozambique, Estados Unidos, Japón, Chile, Brasil, Perú, Sudáfrica, México y todo el continente europeo.

Entre sus clientes y colaboraciones se distinguen marcas como Blackberry, Puma, Nike, Play Station, MTV o su actual colaboración con Flamingo Sunglasses. También ha trabajado con otros grandes artistas urbanos como Misterpiro (artículo en Artenea).

Algunas de sus obras más destacadas son la estación de metro de Paco de Lucía (Madrid), la Iglesia Kaos Temple (Asturias), Metamorphosys of a StarBonaroo Fest (USA) y 11 Mirages to the Freedom (Marruecos).

En la actualidad está presente en los medios de comunicación por una de sus últimas sobras en Denver (Colorado)donde ha pintado la primera Iglesia Internacional del Cannabis. Es un espacio de más de mil doscientos metros cuadrados y con más de un siglo de antigüedad que fue transformado por Okuda en tan sólo siete días.

unnamed (2)
Okuda y El Oso, Reinosa, Cantabria, 2017

¿Quién es Okuda?

Soy una persona súper positiva que vive por y para el arte, que es un poco el mecanismo que me hace estar feliz.

¿Qué puedes decir de tu tierra natal?

Nací en Santander pero cuando mis padres se compraron una casa en Cuchía me mudé a Madrid para estudiar. Ahora me siento más reflejado en Cuchía que en Santander porque me da más tranquilidad. Santander, al fin y al cabo, es una ciudad y yo realmente estoy cansado de ir por ciudades, por ciudades de todo el mundo. Creo que aquí encuentro mayor tranquilidad, aparte de que viven mis padres y no hay mucho turismo…

Cuando decidiste estudiar Bellas Artes ¿recibiste apoyo de tu círculo cercano?

Sí, yo no me veía estudiando otra cosa y siempre me han apoyado. En clase siempre estaba dibujando y no prestaba mucha atención a los profesores y eso te dice mucho. Las únicas asignaturas que se me daban bien eran filosofía o historia del arte, cosas que van un poco ligadas al arte, entonces bueno, estaba claro que estudiar Bellas Artes me iba a aportar cosas y sí, sí que me ayudaron.

Tienes un estilo muy personal y reconocible, ¿te costó mucho encontrarlo?

No es que me costara, es que ha ido apareciendo poco a poco, elementos y elementos hasta que ya de repente hay una iconografía muy clara. Quizás esta iconografía, es un trabajo que vengo haciendo desde hace unos ocho años o así.

Ha sido una evolución lenta, pero yo creo que está muy ligado lo que hago ahora con lo que empecé haciendo hace veinte años, aunque a simple vista es muy diferente. Creo que lo más importante es perseguir una identidad personal por encima de todo, sin importar que clasifiquen o encasillen.

okuda 1
Mural en la empresa Palibex (Villaverde) colaborando con la plataforma “Movember”

¿Quieres transmitir algo específico con tus obras? ¿Alguna crítica?

Hace ya tiempo que vengo trabajando los mismos temas que son un poco dualidades de conceptos que te hacen reflexionar las cosas, como es el idealismo, la naturaleza, el capitalismo, el amor, y cosas así… pero no es que cada cuadro tengo un mensaje claro y cerrado, sino que está abierto y sí que por la iconografía y por los símbolos que meto te hace pensar que estoy hablando sobre esos temas. Pero son propuestas abiertas para que cada uno lea unas cosas distintas. Hay obras que ves que dicen una sola cosa, que empieza aquí y acaba aquí y la lectura la haces en un minuto… no me interesa ese tipo de arte, prefiero cuadros que vuelves al año siguiente y descubres cosas. Los títulos que utilizo son muchas veces contradicciones para reforzar eso.

¿Cómo planteas cada proyecto antes de comenzar?

Improviso en todos mis proyectos, no hago bocetos para nada. A parte, como tengo tantos proyectos cada mes, me gusta disfrutarlos y para esto creo que no hay que hacer bocetos, sino ponerse enfrente de cada uno y pensarlos en el mismo momento, buscar dentro de ti, de tu lenguaje y según el formato ya decidir queé hacer. Es como más disfruto, dibujando directamente sobre el papel, el mural…

Es cierto que primero hago una pre composición general y de ahí empiezo a meter detalles que es un poco lo que me aporta Bellas Artes, poder ir de lo general a lo particular. También depende del momento, de la situación personal, del viaje que haya tenido… Pero no solo me inspira el entorno, de repente también la cultura ancestral que pueda tener ese país como África.

unnamed (4)
Kaos Temple, Llanera, Asturias

¿Cuál es la creación que más esfuerzo te ha llevado?

Igual no es el que más me ha costado, pero si el que más tiempo me ha llevado, la iglesia Kaos Temple. Es un proyecto atípico, ya que estoy acostumbrado a proyectos exteriores y este es interior. Tardé siete días y normalmente un mural de diez pisos tardo tres o cuatro días. También por el hecho de pintar techos me resultó más difícil.

En este trabajo había mucha gente involucrada, a parte de mi equipo de tres asistentes, estaba mi manager, gente de comunicación y todo el equipo de Red Bull de video, más los canales de prensa y televisión que venían a veces. Era como para, sigue, para, sigue…Bastante lío de gente.

¿ La obra con la que más hayas disfrutado?

Uff… pues muchas. Recuerdo muchas la verdad. Pero quizás una de las primeras que hice, en el suelo en el Bonnaroo Fest, Tennessee, cambiar de formato y de perspectiva me hizo disfrutar mucho. Subirte a una grúa de cien metros y echar una foto era una sensación que no había tenido nunca

unnamed (3)
Methamorfosis of a Star en Tennessee, 2013

Recuerdo también la iglesia que hice en Marruecos. Era un pueblo pequeño y la mayoría eran musulmanes y pinté una iglesia abandonada que ya no se usaba. El hecho de que mucha gente empezara a parar en el sitio, porque era súper bonito y tenía un camino de palmeras enorme. Cuando acabé, todo el mundo vino a hacerse fotos conmigo y de repente, noté que había cambiado totalmente el lugar, que ahora les gustaba ir y aprovecharlo, un lugar que antes estaba muerto de repente cobró vida.

unnamed (5)
11 mirages to the freedom, Youssofia, Morocco

¿Qué te hubiera gustado que te hubieran dicho cuando saliste de la carrera, cuando estabas un poco perdido?

La verdad que justo la carrera no me importó mucho y acabé en siete años en lugar de en cinco porque estaba más preocupado y más concentrado en pintar en la calle y en mis proyectos que en la propia carrera. Digamos que entonces lo tenía en un segundo plano, aunque si aprendía muchas cosas de ella, pero la gente que se enfoca en la carrera, en la carrera, en la carrera y no hace nada más, al final acaba la carrera y se queda esperando a algo que no va a llegar. Tú tienes que buscar tu propio camino y que la carrera sea un refuerzo. Yo lo hice así, fue así sin querer pero luego lo vi muy claro, mucha gente que ha acabado antes que yo, les veo que no han hecho nada, de hecho artistas no recuerdo ninguno de mi clase. Tienes que centrarte y enfocarte en lo que verdaderamente te apetece y quieres y realmente no pasa nada, muchos de los artistas con los que trabajo ni siquiera han acabado la carrera y les han propuesto hasta ir de profesores a algunas universidades. Eso quiere decir que lo más interesante es que tú te nutras de todo el mundo y de la carrera también.

¿En algún momento dudaste si estabas tomando el camino correcto?

Ha sido una cosa lenta y evolutiva que ahora lo digo igual desde una perspectiva muy cómoda. En el año 2000, empecé a estudiar en Madrid y al principio me daban beca pero a partir del cuarto año no, entonces ya trabajaba, no de forma tan libre, sino alguna ilustración para discos como los de Mala Rodríguez o para otra gente. No era tanto mi propio lenguaje, sino responder a lo que ellos pedían y poco a poco sí que he ido haciendo lo que yo quiero, de hecho, ahora en las cosas que hago con marcas me dan total libertad para que haga lo que quiera. No es que haya visto el momento en el que me vaya a dedicar a ello, pero me he visto tan inmerso que no veía que pudiera hacer otra cosa.

¿Qué proyectos tienes para 2017?

Pues ya tengo todo 2017 completo y cosas sueltas para el 2018, por ejemplo una exposición- museo en el Ceart Madrid; luego mi primera expo grande en Estados Unidos, en Los Ángeles para Abril; una individual en Stolen Space, que es una galería muy buena de Londres también; una individual en París para verano… bueno y luego murales y cosas en el espacio público tengo muchísimas, desde edificio de veinte pisos en París para el gobierno hasta igual algo en Dubai, otra propuesta en Arkansas, estamos mirando también una cosa muy importante para Miami… bueno muchas cosas.

¿Todo internacional? ¿ Y en España?

Pues justo antes de navidad hice un mural en un pueblo pequeño de La Rioja, en Pradejón, y la verdad que guay porque me sorprende que tipo el gobierno de Madrid no pueda pagar tanto y un pueblo así sí. Eso es porque no quieren evidentemente. Este concejal de cultura tiene inquietudes y quiere transformar el pueblo, creo que es para valorar.

okuda 10 (1)
Love Wins en La Tabacalera, Madrid, 2016

Hablando de valorar, ¿qué opinas de la valoración que se le da al graffiti? ¿y al arte urbano?

Creo que al graffiti, en general, no se le da mucho valor, aunque para mí sí que lo tiene ya que vengo de ahí. Al arte urbano sí que le dan valor. Quizás se trabajan unos mensajes y unos códigos que si se pueden entender o que son más bonitos para todos los públicos. Es verdad que el graffiti es un  poco más sectario, trabaja más el tema de las letras… es otra cosa, pero evidentemente el arte urbano está más valorado.

¿Notas mucha diferencia entre trabajar en España y en el extranjero?

Depende. Para mí lo bonito es cambiar de lugar y de entorno cada semana, me inspira y me motiva mucho eso. De repente estar en una súper ciudad y al día siguiente estar en un pueblo enano como Pradejón, pues está guay. Luego también el tema que me pasa mucho es estar en súper verano y en súper invierno, de estar en Tahití a estar en Hungría al día siguiente, y bueno me gusta mucho eso, es como vivir muchas vidas al fin y al cabo, las vidas de mucha gente que conoces y no solo la tuya.

¿ Hay algo que te inspira, alguna persona , sitio…?

En los aviones me pasa mucho. Yo creo que porque realmente estás tan lejos de la rutina, del capitalismo y del mundo. Estás por encima de las nubes y yo encuentro más tranquilidad ahí que en mi propia casa incluso. Tienes que estar unas horas y estás como forzado a estar tranquilo. Y bueno, luego las playas siempre me inspiran mucho; en Tahití me encantaba, me iba solo a una isla de enfrente; Mozambique también; y bueno las playas de aquí de Cantabria, Los Caballos.

Imagina que te dejan hacer lo que quieras, con quien quieras, como quieras… ¿Qué harías?

Me gustaría volver al pasado, viajar en el tiempo para hacer algún proyecto con el Bosco, con Dalí o Magritte. También construir un edificio con algún arquitecto, llevar la arquitectura a un nivel escultórico.

unnamed (1)
Okuda y sus diseños para las neveras de Red Bull

Para acabar, cuestionario express:

Plato favorito: Muchas cosas de mariscos; centollo, masera, por ejemplo. También me gusta mucho la comida mexicana, india, japonesa. Realmente lo que me gusta es comer de todo y cambiar y según el país en el que esté comer cosas de ahí me gusta mucho.

Música: Me he criado escuchando hip-hop y rap, pero con el crecimiento personal y artístico me he dado cuenta que me gusta escuchar de todo y sobre todo música experimental, ambiental, electrónica, flamenco, música india, brasileña… depende del día. Pero para pintar, necesito música siempre.

Un libro: Los libros de Jodorowsky.

Un color: Todos juntos. Aunque de siempre me ha encantado el naranja, el amarillo, son de mis preferidos, pero mejor todos juntos.

Una palabra: Positivismo.

Lo que más valoras en una persona: Que tenga energía positiva, que tenga luz y que me aporte algo bueno.

Para saber más sobre este artista y su trabajo podéis seguirle en Instagram (Okudart), Facebook (Okuda San Miguel) twitter (Okudart) y visitar su página web: http://okudart.es/showcase/

Galería de imágenes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s