25 años sin César Manrique

Por Carlos PÉREZ

Hablar de César Manrique es hablar de Canarias, y sobretodo de Lanzarote. Este artista conejero, nacido el 24 de abril de 1919, es uno de los personajes más influyentes del archipiélago canario y uno de los artistas mundiales contemporáneos más aclamados por su labor artística y medioambiental.

cesar
César Manrique (1919-1992)

Manrique es el artífice de que la isla de Lanzarote sea lo que es hoy, Reserva Mundial de la Biosfera desde 1993. Un reconocimiento logrado gracias a la perfecta simbiosis alcanzada entre el hombre y la naturaleza. Por primera vez un territorio en su conjunto, incluyendo a todos sus núcleos poblacionales, es declarado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera en el Archipiélago canario.

El artista Lanzaroteño comenzó su andadura artística en Madrid en 1945, después de realizar estudios sobre Arquitectura Técnica en la Universidad de la Laguna, que no llegaría a terminar. Cesar Manrique se graduó en Madrid como profesor de arte y pintura en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En 1964 se trasladó a la ciudad de Nueva York, donde expuso con éxito y se relacionó con artistas de la talla de Andy Warhol. Tras vivir unos años en el centro mundial del arte contemporáneo, sintió la necesidad de regresar a su isla natal para estar en contacto con la naturaleza, con la intención de quedarse y convertir Lanzarote en según palabras: el lugar más hermoso del planeta.

La lucha de César fue una tarea incesante desde su llegada contra las barbaridades arquitectónicas que primaban en Canarias en los años 70, y que convirtieron las islas en “bloques de cemento que albergan turistas, pero destruían el paisaje” según sus propias palabras. Él consiguió que las autoridades y lo que es más importante, la sociedad isleña, entendiera que se tenía que respetar el entorno natural tan característico de Lanzarote, y que ello no iba en contra de los avances turísticos ni de las expresiones artísticas. Su lucha por unir arte y respeto por el medioambiente se vio recompensado con la declaración de la UNESCO, que hizo  que ya no se pueda construir en Lanzarote sin respeto por la tierra y el paisaje. Logro que el no pudo llegar a ver, ya que falleció el año anterior en un accidente de coche.

El 25 de septiembre de 1992, Lanzarote y Canarias perdió a su defensor más acérrimo y a su hijo más querido. Un artista que cuidó cada detalle de su obra, que extendió este principio a todos los ámbitos creativos. Su escultura, su pintura y su arquitectura permanecerán por siempre en el paisaje de las 7 islas, y lo que es más importante, la semilla que plantó en la conciencia de los canarios y la enseñanza del respeto por el arte y la naturaleza como una simbiosis indisoluble, perdurará por siempre.

 Bibliografía

IZQUIERDO, Violeta: La obra artística de César Manrique, Ediciones del Cabildo Insular de Lanzarote, 2000.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s