TXOMIN BADIOLA: hacer deshaciendo

Por Lara ÚBEDA @LaraURP

El Palacio Velázquez de Madrid acoge desde el 23 de septiembre hasta el día 26 de febrero de 2017 la exposición retrospectiva del escultor Txomin Badiola. La muestra titulada“Otro Family Plot”, comisariada por João Fernandes, subdirector del museo Reina Sofía, reúne 60 obras seleccionadas especialmente por el autor y por un grupo de artistas de su generación, que han colaborado con su elección a configurar una excelente presentación del artista vasco.

gimme-shelter
Txomin Badiola, Gimme Shelter (1999)

Txomin Badiola (Bilbao, 1957), licenciado en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, asociado a la Nueva Escultura Vasca, inaugurada en los años 80 por Jorge Oteiza, comporta en la actualidad comunes inquietudes  junto a otros artistas como Angel Bados, Juan Luis Moraza, Marisa Fernández y Pello Irazu. Esta tendencia caracterizada por su gusto por el minimalismo y una escultura construida a partir de diversos materiales, conforma una expresión entre vanguardista y cosmopolita, donde no faltan referencias simbólicas a la sociedad actual.

La obra de Badiola se caracteriza por el paso gradual de la construcción a la deconstrucción, entendida como el hecho de que sus esculturas no se crean a partir de un solo objeto, sino que nacen de la adición de diferentes signos, referentes o ideas de la modernidad que se encuentran en sus creaciones, pudiendo contemplarse y estudiarse desde distintos puntos de vista. Así, en Gimme Shelter (1999), una de sus obras más representativas de esta exposición, que traspasa la denominación de objeto para entrar en el terreno de la instalación (casi performance) en la que el artista juega a crear un doble espacio en el que se confunden los conceptos“dentro” y “fuera” y donde confluyen construcción, vídeo e imagen, junto a objetos de diversa procedencia.

Sus esculturas se construyen a partir de materiales como la madera, el metal y el textil donde podemos reconocer, en muchas de ellas, partes de objetos como sillas, paneles, cuerdas o cajas de transporte que crean un efecto collage, que se complementa con sus cuadros o fotografías. En su obra Quién, cuándo o cómo (1993-1995), el artista incluye también elementos tecnológicos, en este caso el material eléctrico dentro de una caja de madera, que le permiten jugar con la luz y crear un efecto más llamativo e innovador.

quien-cuando-o-como
Txomin Badiola, Quién, cuándo, cómo (1993-1995)

La intención del artista es expresar las ironías y paradojas que caracterizan la realidad actual; busca representar la sociedad de masas, el mundo mediático y la relación entre lo local y lo global, entre el hogar y el resto del mundo, a veces tan cercano y otras tan ajeno, siempre desde su particular y propio punto de vista que dotan de una perspectiva íntima y a la vez reconocible. Badiola busca mostrar aquello que todos sentimos, desde las banales preocupaciones a las grandes preguntas filosóficas. A través de formas minimalistas se crean conceptos más complejos que invitan a la subversión y a la extracción de las diferentes ideas que confluyen en la obra. El artista no se lo pone fácil al espectador, sino que busca crear en él cierta tensión e incertidumbre. El arte es el propio destructor de la concepción de “arte”, y es esto lo que le lleva a calificarlo bajo el principio de la “mala forma”.

lo-que-el-signo-esconde-11-de-11-2010
Txomin Badiola, Lo que el signo esconde (2010)

En la exposición Otro Family Plot, comisariada por João Fernandes, subdirector del museo Reina Sofía, no encontramos un orden cronológico en la presentación de las piezas, porque en palabras del propio Badiola, el arte está lleno de flashbacks y flashforwards donde las incógnitas a las que busca dar respuesta vienen y van a lo largo del tiempo. A pesar de ello, sí podemos encontrar una división en ocho secciones tituladas: Formas deseantes, bastardas e insatisfechas;  Sobrevivir  entre  signos.  Ser  signo;  Un  Yo  imagen.  La  alteridad ineludible. Todo es Vanidad; Necesidades Públicas/ Pasiones Privadas; El grupo, la banda y el comando; Avatares de la forma; Espacios, cuerpos y lenguaje; y, por último, La frase-imagen-cosa. La selección de las obras expuestas se ha concebido como un diálogo entre el escultor vasco y otros artistas de su generación. Ellos han escogido las piezas y explican a través de grabaciones los motivos de su elección. Ana Laura Aláez, Ángel Bados, Jon Mikel Euba, Pello Irazu, Asier Mendizabal, Itziar Okariz y Sergio Prego, colaboran en esta retrospectiva de Badiola con su personal selección y argumentación, el resultado final es el conjunto que podemos visitar en el Palacio Velázquez.

Txomin Badiola es, sin duda, uno de los autores más destacados del arte actual español debido no solo a su obra, sino también a su búsqueda por representar los ideales, la visión y las inquietudes de una generación. Su trabajo es el resultado de un cuestionamiento constante hacia todo lo establecido, tanto en el arte como en la vida real. A través de lo esquemático busca transmitir el conflicto con lo complejo. Todo lo que crea rompe. Todo lo que construye es, en sí mismo, una deconstrucción.

DATOS ÚTILES:

Lugar: Palacio Velázquez,  Madrid (Parque del Retiro)
Dirección: Plaza de la Independencia, 7 (28014)

Web-http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/txomin-badiola

Fechas: Del 23 de septiembre de 2016 al 26 de febrero de 2017

Transporte:

– autobús: 19, 51, 20, 26, 63, 152, C1, C2, 10, 19
– metro: Retiro L2
– cercanías: Madrid-Atocha.

Precio: Gratuito
Horarios: Todos los días de 10:00 a 18:00h

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s