Cuando arte y tecnología caminan juntos

Por Ada NUÑO @adasaurio

El pasado 25 de mayo se inauguró en el CentroCentro Cibeles de Madrid la VI Bienal de Arte Contemporáneo, que durará hasta el próximo 11 de septiembre, una iniciativa que tiene como motor principal el de dar voz a aquellos artistas con algún tipo de discapacidad o aquellos que encuentran, justamente, en la discapacidad una fuente de inspiración. 31 artistas nacionales e internacionales forman parte de la muestra, de los cuales más de la mitad tienen algún tipo de discapacidad.

 En la muestra participaron Jesús Hernández, director de Accesibilidad Universal e Innovación de Fundación ONCE; Jacobo Rivero, director de Comunicación de CentroCentro; Gustavo Romano, comisario de la exposición, y Mercè Luz, jefa del departamento de Cultura y Ocio de Fundación ONCE.

DSC01134

 Entre las obras de los 31 artistas podemos encontrar pintura, escultura o video performance

En esta nueva edición, centrada en “la tecnología del arte”, los artistas demuestran la importancia de la tecnología en el panorama artístico actual. Son las aplicaciones tecnológicas e informáticas las que dan vía libre a estos creadores para encontrarse en igualdad de condiciones frente a otros artistas y producir, por tanto, obras capaces de despertar nuestros sentidos. El interés por la divulgación, intrínseco en el arte, -si nadie lo ve, como el árbol que cae en el bosque sin hacer ruido, ¿realmente existe?- y la democratización y aceptación de las nuevas tecnologías (ni buenas ni malas, depende del uso que se dé de ellas) producen una simbiosis esencial. Aquí todo vale, la experimentación es necesaria. Una bombilla que a primera vista parece normal pero que en realidad emite infrarrojos o una aplicación para reconocer el rostro de un estudiante desaparecido “compiten” con un graffiti hecho a partir del movimiento de unos ojos o una performance acuática con unas prótesis.

DSC01162.JPG

DSC01149.JPG

Las obras, en su mayoría “dinámicas”, permiten al espectador adentrarse en la mente de los distintos artistas

La tecnología juega un papel fundamental, por supuesto, pero más importante aún: aquí es el “defecto” el que crea la belleza. Christine Sum Kin, Pete Eckert, Victor Meliveo o Neil Harbisson entre muchos otros tienen algo en común: de su discapacidad nace justamente su fuerza y su arte. Nosotros nos sorprendemos con ello y a la vez descubrimos nuestras propias discapacidades. Vemos a través de los ojos, que en ocasiones no ven, del propio artista. Tocamos y sentimos, una experiencia de arte completa con los cinco sentidos. 

“Quizá no tenemos enfermedades o dificultades. A lo mejor sólo vivimos las dificultades de un mundo prejuicioso, egoísta e injusto. Quizá no es tiempo de cambiarnos a ti o a mí” señala una de las obras, al final de la exposición, “quizá es momento de cambiar el sistema”.

A parte de la muestra se ofrecerán un ciclo de conferencias, cine, y talleres de teatro y danza.

Foto Eyewriter

El arte de la americana Christine Sun Kim, sorda de nacimiento, que trabaja con el sonido, es uno de tantos que puede disfrutarse en la muestra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s