Una ampliación bicentenaria en el Museo del Prado

Por Julián LÓPEZ@Fioravantti11

El Museo del Prado quiere completar su última ampliación para 2019 con el proyecto de Rafael Moneo, que se centraría en rehabilitar el antiguo Museo del Ejército para ganar un 16% más de espacio expositivo. Esta remodelación coincidiría con el bicentenario del museo madrileño.

El Museo Nacional del Prado es uno de los museos más importantes y visitados de España, y del mundo. Ha acogido las obras de grandes artistas españoles como Velázquez y Goya, entre otros, sin olvidarse tampoco del plano internacional al exponer obras de grandes pintores como Rubens, El Bosco o El Greco.

Situado en el Retiro de Madrid, este museo fue diseñado por Juan de Villanueva en 1785 por orden de Carlos III. Pero el destino de esta construcción era una incógnita y no estuvo claro hasta que su nieto, Fernando VII, tomó la decisión de destinar este edificio a la creación de un museo dedicado a las pinturas y las esculturas. El Museo del Prado abrió sus puertas en 1819, comenzando así la historia de uno de los museos más importantes del mundo.

prado.png

Vista aérea del Museo del Prado, Madrid.

El impacto que generó el Museo del Prado fue tan significativo que el campus museístico ha tenido que sufrir diversas ampliaciones. El primer catálogo en la historia de este museo constaba de 311 pinturas, pero tanto el catálogo como el número de visitantes se han ido incrementando enormemente a lo largo del S.XIX y S.XX, por lo que se ha tenido que recurrir a esas ampliaciones para poder dar cabida a la producción artística.

El Museo Nacional del Prado ha sufrido diferentes remodelaciones a lo largo de estos casi 200 años de vida, pero la más importante de todas ha sido el Campus del Prado, que se comenzó en 1995 y cuya finalización llegará con esta última remodelación prevista para el año 2019, coincidiendo con el bicentenario del museo.

El futuro del Museo del Prado pasa por rehabilitar el antiguo Museo del Ejército, que ocupaba el edificio del Salón de Reinos. Con esto, el Museo del Prado ganará un 16% más de espacio para dedicar a exposiciones (unos 2.5000 metros cuadrados), y con ello se culminaría ese Campus del Prado que comenzó hace poco más de veinte años.

UN POCO DE HISTORIA

Como ya se ha dicho anteriormente, Juan de Villanueva diseñó el edificio que hoy sirve de sede al Museo Nacional del Prado en 1789, aunque en un principio recibió el nombre de Real Museo, y más tarde pasaría a llamarse Museo Nacional de Pintura y Escultura,  antes de acabar denominándose como todo el mundo lo conoce en la actualidad: el Museo Nacional del Prado.

Puerta Velázquez.jpg

Edificio Villanueva, Puerta de Velázquez (fachada Paseo del Prado)

Desde la fundación de este prestigioso museo, éste ha ingresado más de dos mil trescientas pinturas y gran cantidad de esculturas, y con esta última ampliación podrá albergar aún más cuadros y exposiciones para el disfrute de los visitantes.

En un principio, la obra de Villanueva albergaría el Gabinete de Historia Natural y la Academia de las Ciencias, integrando también el Salón del Prado. En 1788 fallecía Carlos III, siendo el que encargó el proyecto a Juan de Villanueva, por lo que no llegó a ver finalizada la obra. Con Manuel Godoy continuarían las obras lentamente, acabando la construcción un año más tarde, pero sin tener aún clara la finalidad de la construcción.

Juan de Villanueva murió en 1811 durante la Guerra de Independencia, cuando el edificio estaba ocupado por las tropas francesas. Tras la finalización de la guerra en 1814, se aprobó un proyecto para recuperar el edificio, aunque de nuevo sin conocer aún su uso definitivo.

Las obras de rehabilitación avanzaron hasta que, en 1818, Fernando VII hizo pública su decisión de usar el edificio de Villanueva para acoger muchas de las obras de las colecciones reales con el cometido de conservarlas, abriendo sus puertas al público un año después: el 19 de noviembre de 1819.

A partir de su apertura y a lo largo de toda su historia, el Museo del Prado ha ido sufriendo un gran número de ampliaciones de mayor o menor importancia, pero siempre con la intención de ganar espacio expositivo y para mejorar tanto los accesos como la circulación interna.

En total han sido siete las ampliaciones, todas ellas entre 1853 y 2007, siendo esta última la más importante de todas y en la que más espacio ha ganado el Museo del Prado.

EL PLAN MONEO

El arquitecto que hizo posible esta importante obra de 2007 fue Rafael Moneo.

Su proyecto incluye la creación de nuevas salas de exposiciones y la restauración del antiguo claustro de los Jerónimos. El nuevo edificio incorpora más de 22.000 metros cuadrados de superficie (un incremento de más de un 50% sobre la superficie actual), y libera al antiguo edificio de los programas adicionales del Museo, tales como la cafetería, el auditorio o la tienda, trasladándolos al nuevo edificio junto con nuevas salas de exposición.

Esta nueva ampliación conecta con el edificio de Villanueva por la parte trasera del cuerpo central, rompiendo así el eje longitudinal del museo. Esta conexión se realiza de manera subterránea, aprovechando el desnivel entre los Jerónimos y el Museo del Prado.

Además, la ampliación rehabilita el uso de la entrada principal del edificio Villanueva, la llamada puerta de Velázquez, al conectar este acceso de forma directa con la ampliación a través de la gran sala basilical. Y también hay dos nuevas entradas que dan acceso a un amplio vestíbulo que conecta los dos edificios y donde se sitúan los principales servicios de atención al visitante, además de la tienda y la cafetería.

Ampliación Jerónimos.jpg

Ampliación del Museo del Prado realizada por el arquitecto Rafael Moneo

La ampliación de los Jerónimos también supuso la recuperación de una cuarta parte de espacio en el edificio Villanueva, pudiendo extender la presentación de la colección, exhibiéndose en la actualidad cerca de 1.500 obras.

EXPOSICIONES ACORDE A SU IMPORTANCIA

Al ser uno de los museos más importantes de España y del mundo, el Museo Nacional del Prado ha acogido una gran variedad de exposiciones de gran repercusión. Uno de sus principales atractivos se asienta en la gran aportación de obras de arte de pintores españoles, representados por Velázquez y Goya; pero también posee una gran cantidad de obras de importantes artistas extranjeros, donde se pueden destacar el Greco, Rubens y Tiziano, entre otros, siendo una de las mejores colecciones que existen a nivel mundial.

De hecho, este año 2016 es el quinto centenario de la muerte de El Bosco y, por ello, el Museo del Prado realizará una exposición para conmemorar a tan magnífico artista con una muestra monográfica de las obras que posee el propio museo, y contando con el préstamo excepcional del Tríptico de las Tentaciones de San Antonio, cedido por el Museo de Arte Antiga de Lisboa. Dicha exposición estará en el Museo del Prado entre el 31 de mayo y el 11 de septiembre del 2016.

Caravaggio.jpg

El descendimiento, CARAVAGGIO (1602-1603), Barroco

Pero también han dedicado varias exposiciones a otros grandes artistas años atrás. Por ejemplo, en 2006 hubo una exposición en el Museo del Prado sobre Pablo Picasso, cuyo catálogo de obras realizaba un recorrido por más de un centenar de sus obras para repasar toda su producción artística. En 2009, el Museo del Prado realizó la primera gran exposición sobre Joaquín Sorolla, repasando la vida y obra de este gran artista valenciano que se caracterizó por su pasión por reflejar la luz. Por último, entre 2010 y 2011 se le dedicó una exposición a Rubens para que el público se adentrase en el universo artístico de este artista, siendo una de las mejores y mayores exposiciones dedicadas al pintor flamenco.

Pero además de estas grandes exposiciones, el Museo del Prado también ha llegado a acuerdos con otros museos para poder exponer de forma temporal una obra inédita. Por ejemplo, en 2011 pudo exponer El Descendimiento de Caravaggio, obra maestra del artista que se conserva en los Museos Vaticanos. En 2013 se presentó por primera vez en España Retrato de caballero de Velázquez, obra procedente del Metropolitan Museum of Art. Por último, en 2013 se consiguió exponer en el Museo del Prado La Virgen con el Niño y ángeles de Jean Fouquet, propiedad del Real Museo de Bellas Artes de Amberes.

Con todo esto, el Museo Nacional del Prado se ha convertido en uno de los museos más representativos de España y de todo el mundo. Este museo español cumplirá los 200 años de vida, si todo sigue su plan, con una ampliación que mejorará enormemente las capacidades expositivas del museo. No será el museo más antiguo ni el más visitado del mundo (en 2013 ocupó el decimoctavo lugar en cuanto a visitas), pero el Museo del Prado se codea con los más grandes y es una de las atracciones turísticas más demandadas del mundo. Y en 2019, cuando llegue a su bicentenario y la tan esperada ampliación, podrá colarse en los primeros puestos de este mundo artístico y expositivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s