¿Comen gatos los murciélagos? Feliz no cumpleaños o una aproximación al eterno universo de Alicia en el País de las Maravillas.

Por Yolanda ÁLVAREZ @yols_af

A partir del 17 de diciembre del 2015, año en el que la Alicia que Lewis Carroll recreó en su País de las Maravillas cumplía 150 años y hasta el próximo 3 de abril, el Museo ABC de Madrid acoge entre sus muros una exposición en la que numerosos artistas recrean las aventuras de una niña que ha conseguido despertar la imaginación y la curiosidad de numerosas generaciones.

unnamed
Fernando VICENTE, Alicia en el laberinto, 2015

Alicia es surrealismo, icono pop, psicodelia, simbolismo. Alicia tiene mil formas de ser y no es ninguna al mismo tiempo. Entrar en su mundo al revés supone adentrarse en una vorágine de colores, estridentes unas veces, tétricos otras, desde el indiscutible rojo de la Reina de Corazones, que el propio Carroll describía como “la encarnación de la pasión irrefrenable, una furia ciega y caprichosa” hasta el inmaculado blanco de la liebre de abril y la voluptuosidad tonal de la oruga. Se hace evidente que una recopilación de obras inspiradas en este icónico cuento no podría ser más que un torbellino de técnicas, de colores y de perspectivas, que se alternan entre las distintas obras que ocupan el primer piso del Museo ABC.

La exposición recoge las ilustraciones de más de una veintena de artistas entre los que se encuentran tanto figuras de ámbito nacional (Xan López Domínguez, Miguel Ordóñez,Carmen Queralt,..) como internacional (Gabriel Pacheco, Liesbet Slegers o Claudia Ranucci). Las obras se encuentran divididas en tres secciones que se reparten a lo largo de una sala que se encuentra plenamente decorada con algunas de las frases y curiosidades más célebres de Carroll así como representaciones de los personajes y situaciones de su libro, lo que supone que la muestra se encuentre en un espacio que invita a quitarnos algunos años de encima y a contemplar haciendo uso de esa fantasía más o menos olvidada en algún rincón de nuestra memoria.

unnamed (1)
Julio Antonio BLASCO, Conejo blanco, 2015

La primera parte, bajo el título de «¡Guise a ese conejo! Perdón: sigue a ese conejo» recopila ilustraciones que reflejan los primeros pasos de Alicia en la obra; la caída en un hoyo cuyos raros efectos se consideran antecedentes de la Teoría de la Relatividad de Einstein. Los artistas emplean técnicas mixtas, entre las que el collage y los materiales superpuestos se sobreponen, sobre el resto contrastándose  para reflejar esa bidimensionalidad que supone la ruptura del mundo “ordinario” para acceder al País de las Maravillas. Las técnicas digitales también tienen cabida en este mundo, sobre todo de Gabriel Pacheco, que, explotándo a fondo el enorme simbolismo del cuento nos propone una ilustración más tétrica, con cuadros de ajedrez, colores fríos y miradas perdidas de los personajes, clarificados bajo el título “Cartel sobre los derechos infantiles.”

La segunda parte, «Trae todo: tiempo, teorías, tuercas, tomates… ¡tomaremos té!» se vuelve aún más caótica al mostrarnos una de las escenas más delirantes de la historia de la literatura. “La merienda loca” es un capítulo que ha intentado ser abordado desde multitud de ámbitos. El campo científico le ha aportado varias teorías que van desde la representación de una sátira al modelo de  cuarterniones propuesto por el matemático Rowan Hamilton hasta una explicación del retraso temporal basado en los meses lunares. Su representación no puede ser menos que un reflejo de todo el simbolismo escondido la anarquía en la que la escena parece desarrollarse. Las técnicas empleadas en esta sección continúan siendo mixtas, alternándose lo tétrico con lo colorido y lo perturbador con lo apacible.

ce2175ef-dcd7-456f-aee2-4435c8a0341d
Benjamín LACOMBE, La reina de corazones, 2014

En la tercera y última parte «Jugaremos con extraños personajes ¿O los personajes harán un extraño juego?» se agrupan versiones de otros personajes representativos, tanto en formato retrato como en escenas caracterizadas una vez más por ese descontrol imperante en El País de las Maravillas. En la parte posterior de la sala unos paneles narran algunos episodios de la vida de Charles Lutwidge Dodgson y como este profesor de matemáticas de imaginación desbordante llegaría a convertirse en el célebre Lewis Carroll.

Desde Dalí hasta Maruyama, no son pocos los que han tratado de retratar el universo que encierra el País de las Maravillas, un Wonderland que es sátira política, galimatías matemático, lienzo del psicoanálisis, reflejo de los deseos más ocultos de la mente… volver a Alicia siempre supone volver a descubrir algo nuevo, unas veces sobre ella, otras sobre nosotros mismos.

Datos útiles

Museo ABC (Madrid)

http://museo.abc.es/exposiciones/2016/02/alicia-feliz-no-cumpleanos/173253

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s