Julia Margaret Cameron: la fotógrafa de las ninfas

Por Ada NUÑO @adasaurio

Quizá el nombre de Julia Margaret Cameron no diga mucho en nuestro país, pero si se indaga un poco se descubrirá que es una de las retratistas más importantes del siglo XIX. Del 15 de marzo al 17 de mayo de 2016 podrá disfrutarse de su exposición en la sala de exposiciones Bárbara de Braganza en Madrid, organizada por la Fundación Mapfre en colaboración con el Victoria and Albert Museum, Londres.

No es la primera vez que esta artista se expone en nuestro país (ya en los 80 se realizó otra exposición de la mano de la Fundación March). Se trata de una fotógrafa prolífica, nacida en Calcuta en 1815, que decidió dar un paso adelante y plantear la fotografía de una manera experimental. Con una intensidad emocional notable, dio una respuesta muy avanzada pese a las limitaciones de su época.

CIS:214-1969
Annie (1864)

Cameron comenzó su carrera fotográfica a los 48 años, cuando su hija y su yerno le regalaron una cámara para luchar contra el tedio de su día a día. Volcada por completo en la fotografía desde entonces supo dotar a su retratos (prefería con mucho fotografiar a miembros de su familia y amigos) de simbolismo y poesía. Influenciada por los prerrafaelitas y los artistas del Quattrocento sus obras rezuman magia y un carácter atemporal fuera de lo común. Más que simples retratos bien podrían ser pinturas. “Aspiro a ennoblecer la fotografía” señalaba en cierta ocasión, incomprendida por unos y alabada por otros críticos debido a su imaginación, “a darle los usos propios de las Bellas Artes, combinando lo real y lo ideal, sin que la devoción por la poesía y la belleza sacrifique en nada la verdad”.

La exposición se articula en cinco secciones. Las cuatro primeras están centradas en la evolución de la artista: Del primer éxito al South Kensington Museum, relatando sus primeros pasos con obras como Annie (1864), su primer éxito, o sus Madonnas, Electrizar y sorprender, que narra la época a partir de 1865, cuando empezó a emplear una cámara de 38 x 30.5 cm, Fortuna además de fama y por último Sus errores eran sus éxitos, que muestra cómo la experimentación se convirtió en un recurso presente a lo largo de toda su producción artística. La quinta sección contextualiza su obra con la de otros fotógrafos contemporáneos que influyeron en ella. Una maravillosa manera de acercarse a rostros perdidos de una época ya extinguida.

Más información:

exposiciones.fundacionmapfre.org/juliamargaretcameron

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s