La voz de los olvidados

Por Ada NUÑO @adasaurio

La fundación Mapfre presenta de los días 16 de diciembre de 2015 al 28 de febrero de 2016 la primera exposición de la fotógrafa chilena Paz Errázuriz en España, comisariada por Juan Vicente Aliaga y que hace un recorrido por el trabajo de la artista desde los años 70 hasta nuestros días.

Curioso es que un nombre como el de Errázuriz (Santiago de Chile, 1944) sea apenas conocido en nuestro país, puesto que goza de un gran reconocimiento internacional y fue representante de su país en la última Bienal de Venecia. Autodidacta, la fotógrafa comenzó su carrera en los turbulentos años 70, durante la dictadura de Pinochet, por lo que la represión -de una manera casual quizá- también tiene un papel fundamental en su obra, que es un testimonio tanto de su país como de las figuras que lo pueblan,  algunos de ellos olvidados por el resto del mundo.

PAZ39
Miss Piggy, Santiago (1984) de la serie El circo

No es fácil por tanto ponerse en la piel de ésta fotógrafa sin entender el contexto político de la ciudad que la vio nacer, y, sin embargo, lo que realmente llama la atención de su obra no es su mirada reivindicativa –que existe, sin ir más lejos su conciencia feminista la llevó, en los años 80, a dar voz a los sectores de mujeres acallados por los medios- sino su ternura. Errázuriz es una fotógrafa que al “disparar” se fotografía a sí misma durante el proceso, que trata de llegar al alma de aquel al que retrata, mirando sin prejuicios, intentando encontrar la vulnerabilidad de cada ser. “Mi intención es una búsqueda de la identidad” señala, y es por ello, quizá, que el espectador comprende el diálogo entre fotógrafo y fotografiado con un solo vistazo.

PAIX8
Centro de acogida, Santiago (1994) de la serie Niños 
PAZ4
Las juezas, Santiago (1983) de la serie Vejez

La exposición se encuentra agrupada en diferentes grupos temáticos según las series realizadas por la artista chilena. Agentes y espacios del devenir social; Las edades de la vida y la muerte; Reclusión; Lucha y resistencia; El sexo, instrumento de supervivencia; Impedimentos de la mirada (donde encontramos la serie Ceguera); La desaparición de una etnia; Fortaleza y debilidad; El circo y Exéresis realizan un recorrido por muchas vidas, la de la artista, testigo principal, y la de todos aquellos retratados por ella. Ancianos, niños, impedidos, dormidos, pueblos envejecidos a punto de desaparecer, marginados… todos ellos se desnudan de manera real o figurada para el espectador, todos tienen un hueco en la eternidad que produce un gesto tan simple como apretar el botón de una cámara fotográfica. Casi siempre en blanco y negro, un color atemporal, y ¿por qué? “Al fotografiar en blanco y negro el filtro separa, se desprende de alguna manera de la realidad. Me permite esconderme detrás de mí misma”. Touché.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Enlaces de interés:

http://www.fundacionmapfre.org/fundacion/es_es/cultura-historia/nuestras-salas/barbara-braganza/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s